viernes, 24 de mayo de 2013

¿Cuándo poner pendientes a un bebé?

 

Si la pregunta fuera realizada por un adolescente (no me atrevo a decir a qué edad se refiere esa palabra), la respuesta media del padre/madre de familia español medio sería "¿dónde?" si fuera una chica, y "mientras vivas bajo el mismo techo tienes que seguir mis normas" si fuera un chico. Un clásico de "qué coche ni que cocha".Sí, esto va de clichés.Y como siempre, un espacio para los tiquismiquis__________________

Ahora, si la pregunta es cuándo poner los pendientes en las orejas a un recién nacido, la cosa tiene más intríngulis. La respuesta fácil debería ser "cuando usted quiera perfórele la oreja para marcar el sexo de forma visible por la manada, ya que es un traumatismo consciente al cuerpo del niño no sancionado por nuestro código penal" o como vulgarmente se dice, cuando usted quiera.

Todos los días en maternidad, tras hablar con los padres y madres, surgen algunos que ansían expresar ese anhelo, el de ponerle los pendientes. No el saber esto o aquello. No qué se hacen con las muestras  de la prueba del talón y si se quedan almacenadas en un banco médico sujeto a los vaivenes de los patrocinadores de la administración (al tiempo) que un día puedan usarlas para saber si va a desarrollar corea de Hungtinton o no. No, los pendientes.
A lo importante

   Que si le vamos a poner los pendientes. O directamente, que cuándo le vamos a poner los pendientes.
Hasta donde yo sé, y no sé mucho, la puesta de pendientes, también llamada "marcadelabecerrilla" o becerilla´s sign, no entra en la cartera de servicios de ningún hospital público o lo que quiera que ya sean estos centros donde trabajamos. Que se podría incluir, digo yo, en aras del cliente y de una política de Calidad y Excelencia, basada en las últimas evidencias y por y para el cliente. Encuestas de satisfacción llenas de besos tendrían ,con índices de valoración rozando la perfección.

A este becerro lo están marcando. Pero no le duele, lo están acariciando
   Pero por desgracia, no es así. No es un acto médico, y nunca lo recomiendo en el ámbito hospitalario. De hecho, no me gusta que se los pongan a los niños que están a mi cargo hospitalizados. Me enfada bastante.Que no le pongo las vacunas porque soy guay, y hay que pincharles, pero cuándo le ponen los pendientes. Que a ver si llego a comer a casa.
Por ejemplo, alguna vez se los han puesto a una niña en observación por riesgo infeccioso, y ha quedado algo molesta ,y puede confundirte. Porque las últimas investigaciones de la Universidad Central de Jander dicen que les duele. Sí, como a los perrillos. La falsa complaciencia de creer que a los niños no les duele es una atentado a la integridad de esa persona, y una falta de conocimiento sobre la fisiología humana digna de un tertuliano de la televisión en España.  Claro que le duele, e incluso la reiteración de estímulos dolorosos le pueden condicionar el umbral que es capaz de soportar de mayor.En los niños ingresados se hacen cuidados centrados en el desarrollo para que no escuchen ruidos fuertes, no tengan demasiada luz, no tengan estímulos dolorosos, etc. No se van a acordar de nada de ello, pero hacer lo contrario es perjudicial. Son personas, y aunque muchos no lo crean tienen derechos individuales.  ¿Cuál es el beneficio?. Si además los padres son de crianza natural (como creo que debe ser) y parto respetado etc, me sorprende aún más.
A las niñas les duele. ¿Queda claro?Al menos ponedle analgesia.

Creo que lo de los pendientes es opcional
Por eso, tras contarles esto, les digo que si encuentran alguien que se los ponga, allá ellos, pero que yo no voy a colaborar en esa perforación orejil gratuita y sin preaviso. Esto crea polémica, porque hay enfermeras que lo hacen a unas sí y a otras no, y a veces parece que allí uno manda algo (visión que tienen del médico, que manda algo...) y te dicen aquello de " pues a la de la 3304-2, que se fue ayer, se los pusieron y yo quiero que a la mía también". Épico.
Por otro lado, la perforación del lóbulo de la oreja no deja de ser una perforación, y si no se hace bien, además de doler, puede sangrar, Una vez me avisaron porque sangraba demasiado. Y va uno allí a hacer compresión a una oreja. Y eso que es un órgano par.

    El realizar marcas tribales asociadas al género es muy respetable, pero no deja de ser curioso que se horripilen por un pañuelo en la cabeza de una musulmana y no por dos piezas de metal que atraviesan parte de la oreja y que dicen "tengo vagina, más en el interior". Porque sí, aún no se me ha dado el caso de unos padres que pidan un pendiente para un varón, y tengo que confesar que no lo deseo, pero estoy expectante. Ni de un piercing en el ombligo o en el pezón, porque, como algunos dicen " sí no se acuerda luego". Claro, no se acuerda, pero dolerle le duele igual o más.

Cuando me pusieron los pendientes en maternidad tuvo que venir Calatrava, Foster y el de Ceys con un palé de pegamento
¿Es esto exagerado?Creo que no. No se trata de que se pongan o no, tan respetable como ponerles anillos en los dedos o canciones de Junco para dormir, se trata de si es el hospital el lugar para hacerlo. En la Farmacia, por un módico precio te los ponen y santaspascuas. Eso sí, eres más consciente de que al bebé hay que sujetarlo, porque tiene la fea costumbre de huir del dolor (un profesor mío hablaba  del ATP para huir de los leones, que lo tenemos preparadito para usarlo al instante), y los padres son más conscientes que si una enfermera se lo lleva y lo devuelven con la mutilación ya realizada.

La pregunta que me hago es ¿de verdad los padres quieren ponerle pendientes a las hijas? ¿O es que en España, incluida Murcia, lo que no lleva pendientes es un varón mientras no se demuestre lo contrario? (no se demuestra a veces hasta pasados varios días, que le miran los genitales).¿Es tan necesario (dentro música épica) decir a los cuatro vientos, yo no dejé desaparecer mis conductos de Muller o al menos soy un síndrome de Morris, miradme todos que necesito que me valoréis más-menos o diferente por el hecho de ser niña fenotípicamente? Es una pregunta inquietante.Y larga.
Yo los euros los he sacado del banco y los tengo guardados en un lugar seguro, tengo miedo al corralito

Antes los pendientes los ponían las abuelas con una aguja, limpia o medio limpia, pero tenían ventaja, porque  aún no se habían inventado los microbios por Pasteur, y estaban más seguras haciéndolo, no se infectaban.

Pasteur preparando para poner unos pendientes en la planta de Maternidad del Hospital  Necker
Entrando en mi opinión personal, no me gustan los pendientes. Al menos, puestos por los padres y menos en el hospital. Al igual que las princesas, las hadas y todo lo que asocia el rosa a lo femenino y el azul a lo masculino. Esa forma de educación por lo peor de cada género. ¿Para qué quiere la niña ser princesa, para que la salve un caballero? ¿Por qué no busca ella la salida? Y luego hablamos de machismo, pero se inculca desde pequeños a cada uno y una, y los pobres pueden hacer poco.
Hay que ser consciente de que esto puede llegar a pasar


La prueba de que en lo de los pendientes algo falla es que cuando el bebé tiene pechos (también llamados tetas), si te informa de que se va a poner un piercing en un pezón, en una ceja o en cualquier otro sitio, los padres ponen el grito en el cielo (o en la nube, si son muy 2.0).
Y digo yo, si tu se los pusiste por adorno en las orejas, que son más visibles. ahora que tiene raciocinio, que está incluso en edad de abortar sin tu permiso, ¿se lo vas a negar, incluso estando en zonas a priori no visibles? Si estuviera aquí Aristóteles, después del susto que me llevaría, tendría que ratificar este silogismo. No tiene sentido. Lo de Aristóteles digo, porque no se griego.

Hace poco leí por internet a un padre que decía que esto era una tontería, que a ver si ahora no tenían derecho ni a bautizar a sus hijos. Pues eso, hay gente así, casos perdidos que no se dan cuenta de lo que estamos diciendo.Tampoco se suele bautizar en el hospital, que es el tema, salvo casos de muerte inminente y a petición paterna, como cualquier rito de cualquier religión.

La industria de los pendientes es un lobby muy poderoso. de hecho, los pocos valientes que no agujerean a sus hijas sufren las represalias familiares en cualquier comida de Navidad, especialmente por esos seres del infierno llamados cuñados, que cada vez que la ven lo preguntan, o por aquella abuela que llora en silencio mientras ve Amar en tiempos de Espárragos porque "le había comprado unos pendientes de Tous muy monos". Y no hablo de que los pendientes se pueden tragar y eso.
Y no me pone pendientes
   Yo abogo por poner los pendientes, un piercing en la lengua, otro genital, un tatuaje del Betis (el Betis le cae bien a todo el mundo) y otro de alas de mariposa en la zona lumbar. Y a los niños, como mínimo uno en la oreja por si se mete a pirata, aunque sea informático, que el cine está muy caro.Como dicen algunas "Pues cuando sea mayor si no les gustan, que se los quite!!!"

   Como uno se deja aconsejar en variopintos temas de la vida, he encontrado cienes y cienes de páginas donde dicen que los pendientes se ponen en Maternidad, por las matronas, que están " muy acostumbradas". Así, sin anestesia (para mis ojos).
   En algunas páginas recomiendan poner los pendientes cuando se caiga el cordón, porque así hay menos riesgo de infección. Yo esta asociación no termino de entenderla, pero seguiré investigando.Hay que tener cuidado en todo caso, porque a unos padres en Alemania los han condenado por poner pendientes a su hija

Como vemos llora porque tiene hambre


Si quieres saber de coches y cochas, minuto 5:36


28 comentarios:

  1. He venido por un consejo "fundamentado" de cuándo serían los momentos más propicios para poner pendientes, zarcillos, aros, etc a mi bebé.
    ¿Qué he encontrado? un "profesional" que da su opinión de otros temas que según éste están relacionados con esta problemática.
    Menos mal que tanto en la Sanidad Pública como en la Privada, hay muy buenos médicos y cirujanos que sintiéndose valiosos no caen en la prepotencia más mediocre y en los que se puede confiar.
    Que me explique el autor cómo puede ser comparable el DEBER/OBLIGACIÓN de ponerse un velo en las regiones más extremistas del planeta con la opción (que creo que tenemos en el resto de países más "adelantados") de poner o no unos pendientes a NUESTRO bebé.
    Al parecer no somos libres y toda la industria que hay detrás no OBLIGA a torturarlos "a toda costa".
    Quizás este hombre no se siente libre justamente por "otra industria" que le queda más cerca y, mira por dónde,es hacia la que nos deriva para ponérselos.
    Por otra parte, insinúa que no es machista, que lo son "los otros", pero casualmente lo primero que critica es que las mujeres que queremos pendientes implica que no tenemos más cerebro como para saber lo que es la prueba del talón, o el calendario de vacunas. Fallo del subconsciente tal vez?
    Por ultimar, alomejor las madres ya no preguntan por estos temas porque están cansadas de informarse por múltiples vías. Y dejan otras preguntas para el doctor como por ejemplo los síndromes más recientes o por las enfermedades raras, arriesgándose que el profesional de turno le salga por peteneras porque no tiene PUTA idea.
    Espero que no le llegue ninguna "listilla" haciéndole preguntas no banales con las que no pueda mofarse en su blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana
      Gracias por tus aportaciones!
      Espero que se haya pasado ya el enfado, a veces molestan leer algunas verdades. Por cierto, no se sí sabes lo que es la ironía, por tus palabras deduzco que no. Ni la educación. Besis

      Eliminar
  2. En ningún momento he sentido enfado. Dice: "A veces molestan leer algunas verdades" (aplíquese el cuento).
    La "verdad" vuelve a suponer que es la que le da a Vd. por pensar, allá Vd.

    Y vuelve a suponer mal, ya que en mi respuesta, cualquiera distingue que tengo educación, pero para fastidio del autor, me han educado para que ser una persona crítica y tenga mi propia opinión sin caer en manipulaciones y teorías sin fundamento.

    También yo soy de "ciencias", y aún así mi vocabulario no tiene lugar a duda. Lo primero que se pide a un "escritor", en su defecto alguien que escribe, es que sepa el uso correcto y significado de las palabras, sobretodo, de las más elementales.

    Por lo que le invito a abrir de vez en cuando el diccionario de la RAE, puede comenzar en la palabra ironía que veo que no tiene el gusto de conocer, aquí se la dejo:

    1. f. Burla fina y disimulada.
    2. f. Tono burlón con que se dice.

    Vd. mismo ha definido esta entrada en el blog como de irónica, y así es como la he entendido yo, una burla, una mofa a las que quieren poner unos aros a sus propios hijos, no a los de los demás, no vayamos a confundirnos...
    Entonces, ¿como afirma como verdadero que no sé el significado de ironía?

    3. f. Figura retórica que consiste en dar a entender lo contrario de lo que se dice.

    Vd. pretendía dar entender algo, pero se le ha visto el plumero, no era precisamente lo contrario... Lástima que haya gente que sabemos leer entre líneas, más allá de juntar sílabas y asentir con la cabecita.

    No me tiene que enviar "besis",que serán besos, digo yo. Yo le envío saludos y no se enfade Vd!

    Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Gracias por sus aportaciones que son...ninguna. Es usted un verdadero troll de internet, imagino que se lo habrán dicho más veces. ¿Qué no le gusta lo que lee? Pues se fastidia. No ha dado ni un argumeno sobre el tema del post y si se ha dedicado a criticar mi valía profesional son conocerme de nada, con expresiones, en mayúsculas que equivales gritos como "ni puta idea". Señora Flecher, lee usted mucho entre líneas, pero sigue siendo una maleducada, con un complejo de inferioridad que da miedo.No estamos aquí para aguantar a resentidas de su nivel ¿Es que quiso estudiar Medicina y no pudo? Es, siga poniendo pendientes, por suerte la sanidad pública no esta para sus caprichos.Por cierto, veo que necesita el diccionario para saber lo qe es ironía. Que gran verdad del qe dijo que es el humor de los inteligentes. Saludos a García de la Concha
      Besis

      Eliminar
  3. Magnífico! Realmente he disfrutado con su exposición, con la que estoy totalmente de acuerdo, ironías incluidas. Probablemente el título despiste a algún lector, tal y como he visto en comentarios previos....les hará volver a femenino.com y otros foros infernales que habitan internet.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Es un autentico placеr leeг post tan interesantes.
    Ahora miѕmo lo voy а ԁivulgar en mі tuenti, saluԁos!!



    my blog: cosas ρara el bebé ()

    ResponderEliminar
  5. Felicidades por tu blog, y por este artículo en especial. Expones claramente tu opinión al respecto, y me alegro que tu premisa, aunque no lo entiendan los otros comentaristas, es defender y respetar a los niños, en este caso neonatos, de la obsesión de algunos padres de continuar tradiciones que causan dolor, sufrimiento a los pequeños. No entiendo la necesidad de perforar las orejas de los neonatos que, en primer lugar no se benefician de ello(si es que hay algún beneficio en esta acción) y que por el contrario les produce dolor, amén de complicaciones diversas( entre ellas el ahogamiento al soltarse un dichoso pendiente: no sólo eso, tener que realizar radiografías pues al no encontrar el pendiente asumen que la niña lo ha ingerido). En fin, ceo que se puede expresar el desacuerdo con las opiniones ajenas sin emplear términos ofensivos, como los expuestos. Y eso que, tonta de mí, a mi primera hija le puse pendientes, aunque ya mayorcita(con analgesia obviamente). Un saludo cálido de una compañera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Gracias por pasarte. Y gracias por compartir un punto de vista bastante más extendido de lo que parece, aunque lo "tradicional" acaba imponiéndose.Existína muchos más comentarios, pero se borraron con un problema de Google +. Me alegro que le pusieras pendientes si eso decidisteis, seguro que fue una decisión informada. Muchas gracias por tu comentario (no sé quién eres...)

      Eliminar
  6. Gracias por el post Xq a pesar de ser enfermera y opinar lo mismo me faltaba ese puntito de apoyo que he encontrado en sus palabras. Quiero igualdad para mi hija y precisamente marcándola no creo que le esté dando buen ejemplo.
    Gracias de nuevo. Cuando sea mayor que decida por sí misma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! espero que ella decida lo que quiera, incluso los padres. Lo que no llego a ver es que se haga en el hospital. No tiene sentido. Un beso

      Eliminar
  7. Me encanta esta entrada. Es mi favorita. Lo que me gustaría de verdad es llegar a ver que en el hospital de nuestros amores ya no se ponen pendientes; aún siguen haciéndolo (veo niñas con pendientes que se los han puesto las enfermeras del hospital día sí y día también).
    Por otro lado, una petición: una entrada sobre el dolor de los recién nacidos tras un parto instrumental (¿o un estudio al respecto?).
    Mil gracias por compartir tu punto de vista. Puede que no siempre estemos de acuerdo, pero sí al menos podemos debatirlo y (yo al menos), aprender cada día un poco más de este misterio que es la medicina y la salud.
    Un abrazo y "besis" jeje

    ResponderEliminar
  8. Yo estoy de acuerdo con no poner pendientes a las niñas....Yo no se los he puesto. Aún me preguntan que cuándo lo voy a hacer....Cuando era pequeña me decían ¿es niño o niña? (aun llevándola de rosa)....Es que como no lleva pendientes....me decían....Que se los ponga cuando quiera. Yo no quería hacerla pasar por eso, ni pasar yo por ello. Dolor gratuito.....¿no sufren ya lo suficiente al nacer??? Que ganas de hacer sufrir a los pequeños...

    ResponderEliminar
  9. Nosotros decidimos no poner pendientes a nuestra hija, por lo que, independientemente de cómo se vista muchos te preguntan por "el niño" y cuando aclaras que es una niña, nos han llegado a preguntar qué clase de padres éramos para no poner pendientes. Entendemos que esa es una decisión que tomará ella bastante más adelante. No le ponemos pendientes porque pensamos que es una forma de mutilación que tiene como único objetivo la marca del género... Entiendo y agradezco que la sanidad pública y los hospitales no lo hagan. Gracias por la entrada!

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado esta entrada y el blog en general! Somos tres hermanas, y nuestros padres no nos pusieron pendientes, pese al recochineo de todos los cuñados (entiéndase por cuñados a abuelas, tías abuelas, tíos, y los cuñados propiamente dichos); y pese a que en el hospital me tuvieron que arrancar prácticamente de las garras de una enfermera dispuesta a agujerearme. Yo, que soy la mayor, pedí pendientes a los 7 años, y mis hermanas pidieron a los 12 y a los 10. Espero que esta costumbre vaya desapareciendo con el tiempo. Un saludo!

    ResponderEliminar
  11. Siempre tuve claro que si tenia una niña dejaría que fuese ella quien se pusiera los pendientes. Hace tiempo leí artículos interesantes de como se podía romper el lóbulo de un RN al ponérselos y de que si en verdad queríamos hacerlo era mejor acudir a un profesional de piercings y no a una enfermera o joyero.La frase que todos oímos de "mejor ahora que no se enteran" sinceramente no me convence, yo me hice 2 agujeros mas en casa con unos 15 años yo misma con una aguja y una patata y no me dolió,por lo que creo que no es para tanto y que si bien no podemos esperar a que la niña decida, al menos lo hagamos mas tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, yo solo remarco que no creo que el hospital sea el sitio!

      Eliminar
  12. Por fin, despues de leerte, ya no siento que soy un bicho raro. Mi hija no tiene las orejas perforadas porque me parece una barbaridad del todo inecesaria y machista. Ahora tiene 5 años y la presion social es muy fuerte, en clase ya es la única que no los lleva y me los ha pedido. La he puesto tu video de el bebé y me ha dicho que mejor espera a tener 10 o 15. Comentandoselo a un amiga dice que estoy loca por disuadir a la niña, que se los ponga y le pregunte porque no circuncidaba a su bebe de 11 meses que era mas estetico, sin embargo eso si le parecio una burrada, ¿no es lo mismo?.
    En fin que ya cuando tenga 15 que se perfore ella lo que quiera si es que sigue queriendo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. Hola!
    te estás enfrentando a la sociedad, espero que sobrevivas!

    ResponderEliminar
  14. Que mania de etiquetarlo todo tenemos los humanos. Da igual que yo tome una decisión consciente y meditada o no. Si le pongo pendientes a mi hija, soy una madre tradicionalista que la educa en valores sexistas. Si no se los pongo, soy una rara, o una hippie, o a saber. Al final lo que nos gusta es hacer facciones y discutir. Aunque sea por cosas tan tontas como los pendientes. Supongo que tener razón es una motivación demasiado grande. Poner los pendientes es una chorrada estetica que causa dolor y se puede complicar, eso esta claro. Pero es que hacemos un monton de cosas que causan incomodidad a nuestros hijos y a nosotros mismos por criterios esteticos y sociales tan, aparentemente estupidos, como nuestra sociedad. Les ensenamos a no eructar en publico y a aguantarse los gases, no les vestimos de manera comoda, si no adecuada a la ocasion, etc. Eso si, todos tenemos poderosas razones para hacer lo que hacemos, verdad? Aunque hagamos cosas totalmente contrarias.

    ResponderEliminar
  15. Buenísimo post. Ahora hay más padres que no se los ponen a sus hijas, pero hace casi 36 mi padre lidió como un titán con todas las mujeres de su familia y de la de mi madre. ¡Y ganó! Cuando tenía 10 años fui yo misma la que le pedí ponerme unos pendientes y él accedió sin problemas. Eran mis orejas, así que decidí yo. :) Si tengo una hija algún día haré lo mismo, lo tengo muy claro.

    ResponderEliminar
  16. Estoy totalmente de acuerdo con el argumento básico de su post: creo que la sanidad pública no debe de llevar a cabo esas prácticas, no es su papel.

    Dicho esto, también he de decirte que el tonillo prepotente que emplea no me gusta nada. Está en su derecho, es su blog, pero me parece maleducado e incluso infantil. Eso de juzgar al personal con comparaciones con becerros, etc, me parece muy cutre.

    Soy científico, tengo ciertos conocimientos, abogo por la igualdad, etc. pero no me la cojo con papel de fumar. No conozco en mi entorno a ninguna mujer por moderna y feminista que sea que se queje de llevar pendientes, no creo que sea un perjuicio tal que merezca llamar a los padres poco menos que ignorantes, retrógrados, etc. Usted y yo sabemos que se les causa dolor por cosas más absurdas en un hospital.

    La verdad es que estoy pelín harto de los profesionales de la sanidad que juzgan constantemente a sus pacientes. Por ejemplo los que juzgan a la madre por no dar pecho (en mi familia lo damos pero respetamos a quien no), es casi asqueroso como se culpa a las madres por este tema, como se las mira de mal, qué tono se emplea con ellas cuando dicen que dan biberón. En mi experiencia como padre me ha parecido de lo más machista que he visto en los últimos años. Es muy desagradable esos médicos amantes de las pseudomedicinas, homeopatías, etc que miran (o hablan) mal a los padres porque quieren dar un medicamento a un bebé, o los que, yo lo he vivido, casi insultan a la madre por poner pendientes al bebé. No es el trabajo del profesional sanitario tratar mal a la gente: porque hacer sentir culpable o hablar con mal tono a una madre primeriza que toma una opción es lo peor que pueden hacer, y tengo muchas quejas en ese aspecto. Un buen profesional puede tener su opinión, pero debe de intentar tratar bien a los padres, pero no me malinterprete, estoy seguro de que usted lo hace, aunque otros no.

    Lo último ha sido la ruptura del himen. Enfermera y pediatra sorprendidísimas de que la madre no aceptara que le rompieran el himen así sin más, sin ni siquiera consultar a la familia. Yo personalmente creo que a muchas mujeres les causa traumas la perdida de la virginidad, incluso es posible que aceptara romperlo, pero lo que es evidente es que es un problema cultural, no físico. Un problema de educación de los ojos que miran.

    Le puedo asegurar que no soy nada pero nada conservador pero creo que si alguien ve en una bebé con aretes una becerrilla marcada, esa persona también tiene un problema.

    En cualquier caso, gracias por la reflexión, y por este espacio para opinar.

    ResponderEliminar
  17. Soy el autor del comentario anterior. Sólo complementarlo. Después de conseguir un hueco para informarme creo entender que con lo de la rotura del himen enfermera y pediatra se referían a las sinequias de los genitales del bebé. El problema ha sido que a la madre se le ha hablado del himen, e incluso de que si no se lo quitaba "ya lo haría su novio". Me consta que hay controversia con este tema también entre profesionales y como tema controvertido que es, también me interesa su opinión. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  18. Lo que ocurre es que en España rarísima es la niña que no lleva pendientes a diferencia de otros países, y sé de casos de niñas que "sufren" (digo sufren entre comillas porque tampoco es que sea una agonía) porque pasan envidia de ver a sus compañeras del colegio y demás, es algo que está muy generalizado en este país.
    Yo por mi parte estoy de acuerdo en que debería ser decisión de las niñas llevar pendientes o no, pero al mismo tiempo me alegra que me los hicieran porque me gustan y así no recuerdo el dolor

    ResponderEliminar
  19. Hola,yo no soy quien para decir sise deben o no poner pendientesen un hospital,ni para criticar a los que lo hacen ni a los padres que lo piden.Deberíamos ser todos respetuosos con todos,los que lo hacen y los que no ,cada uno es libre de decidir lo que quieren o no para sus hijos.Saludos para todos

    ResponderEliminar
  20. yo flipo con vuestros comentarios, hay que respetar el que uno se los ponga o no se los ponga, no se si os habéis dado cuenta, pero es una costumbre el poner pendientes, no es un capricho de unos pocos. Si no queréis poner pendientes a vuestra niña me parece perfecto y respetable, pero de ahí a decir que poner pendientes es una atrocidad......

    ResponderEliminar
  21. Desde los 14 años tuve muy claro que si tenia una hija, JAMAS le pondria pendientes sin su consentimiento. Me parece una atrocidad mutilar por capricho estetico el cuerpo de un ser tan indefenso como es un bebe. Y eso lo digo yo que, que aparte de los pendientes de bebe, tengo otros seis pendientes mas y cuatro tatuajes.

    A los que consideran aberrante comparar el poner pendientes con poner un burka... ¿me explican, por favor, que diferencia hay (simbólicamente hablando, claro) ? Ambos se ponen solo al genero femenino. Ambos se ponen sin su consentimiento. Y ambos pueden tener consecuencias de por vida.
    Los argumentos para ambas costumbres son las mismas. Se ha hecho toda la vida... forma parte de nuestra cultura.... Pero claro, a nosotros que nos respeten las aberraciones nuestra cultura, que las ajenas no hay porque medirlas por el mismo rasero.

    ResponderEliminar
  22. Fantástico! Gracias por esta entrada, excelente!! Jajajajjj! .. Al principio no entendía muy bien, pero a la mitad del artículo ya estaba muerta de risa.... Jaja... Excelente!

    Soy madre de pequeña de 2 años, por supuesto sin mutilaciones lobulares. ... Ya se hará ella las que quiera y cuando quiera, si es que quiere, por propia voluntad.

    Gracias de nuevo, comparto post, me he reído 1 rato. Saludos!!! :)

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...